La cosmética en la Antigüedad

La antigüedad está llena de misterios.

Uno por los que más  curiosidad siento es la cosmética o el cuidado de la belleza durante toda la historia de la Humanidad.

¿Por qué tenemos esa necesidad de adornar o embellecer nuestro cuerpo?

belleza en la antigëdad

El imperio Romano

En el imperio romano no solo la mujer cuidaba su aspecto sino que el hombre dedicaba parte de su tiempo a la mejora de la belleza  corporal. No debemos olvidar  que aún hoy en día, los cánones de belleza corporal, tiene mucho que ver con los cánones romanos y griegos.

Por así decirlo, las estátuas nos han dejado una muestra de lo que en aquel periodo  parecía ser La Belleza. 

Una de las primeras cosas que sabemos es que se preocupaban por su bello corporal y que utilizaban piedra pomez para depilarse.

Utilizaban, como ya lo habían hecho los egipcios, plantas medicinales y aromáticas para crear perfumes, talco para la piel y un cierto tipo de desodorante. En ocasiones, utilizaban aceite de almendra  para hacer que uñas, pelo y pestañas crecieran más fuerte y crecieran más rápido.

En Egipto

Muchos artículos se han escrito y se han heho incontables documentales respecto a nuestra adnirada y misteriosa Cleopatra. Todos hemos escuchado sobre sus baños de leche de burra. Pintaba sus hojos con  polvo de plomo o carbón para que parecieran más felinos…

Hay algo que he encontrado en mis estudios y que no había hallado hasta el momento . Cleopatra y otras mujeres de clase social muy alta, utilizaban finas capas de carne cruda de ternera. La utilizaban para mantener su rostro terso y firme. Colocaban la carne directamente en contacto con su piel.

Los aceites

Los beneficios de los aceites viene de muy atrás en la historia. me alegra muchísimo que en los últimos años la cosmética vuelva a recuperar muchos de los remedios y métodos antiguos para con la cosmética.

Tanto marcas independientes, como casas de belleza más comerciales,utilizan cada vez más la sabiduría de nuestros ancestros y la convinan con los últimos hallazgos en esencias y cremas.

El secreto está en unir, no dividir, el secreto está en la balanza.

Cuidaros mucho

xoxo

 

La cosmética en la Antigüedad